Hacia metas inteligentes

branding personal - José Luis Lloret -

Tras haberme conocido un poco mejor y haber empezado a trazar el camino definiendo mi visión, visión y valores, sigo avanzando en el proceso de crear mi marca personal, esta vez definiendo los objetivos que quiero alcanzar.

Hacia metas inteligentes
Hacia metas inteligentes

Pero antes de continuar con el post de hoy, os quería comentar algo que he aprendido recientemente y que me ha llamado la atención. Se trata, ni más ni menos, de estar atento a todo lo que nos rodea y a lo que las personas que están a nuestro alrededor no dicen o transmiten. Si somos observadores podemos aprender mucho, no solo de ellos, sino de nosotros mismos también. Hay que estar vigilantes a las señales que nos mandan y así podremos descubrir cualidades que tenemos, pero que tal vez teníamos escondidas, olvidadas o de las que no éramos conscientes. Resulta que las personas que se relacionan conmigo me ven como una persona segura de sí misma y si bien es algo que yo siempre he creído, era una cualidad que había pasado completamente por alto y que no estaba teniendo en cuenta en el proceso de autoconocimiento que estoy llevando a cabo. Conclusión, ¡estate atento y sigue conociéndote!

Como os decía al principio de la entrada, os voy a comentar los objetivos que quiero cumplir en el proceso de creación de mi marca personal. Al fin y al cabo lo que trato de conseguir al definir estas metas es hacerlas reales, poniéndolas por escrito y cuantificándolas. Ya que si las tenemos bien definidas y medidas, con el paso del tiempo podremos saber si las hemos alcanzado o no. La técnica que yo he seguido para definir mis metas es la técnica S.M.A.R.T. que, traduciendo al castellano cada una de las siglas, significarían lo siguiente:

Entrando un poco más en detalle, las características que deberían tener nuestros objetivos serían:

Específicos

El objetivo debe ser claro y los mas específico posible. De no ser así, será más difícil de entender y, en consecuencia, de conseguir. Por lo tanto, si podemos resumir el objetivo en una línea mejor que en dos. Imagina que tu objetivo es mejorar físicamente, por lo que quieres “hacer deporte”. Una manera de hacer esa meta especifica sería diciendo que vas a salir a correr 15 minutos 2 veces por semana, en vez de algo mas general como es “hacer deporte”.

Medibles

Es importante poder medir y evaluar conforme avanza el tiempo el estado de consecución de nuestro objetivo. Establecer metas numéricas en el objetivo nos ayudará enormemente a conseguirlo. De no ser así, sería muy complicado saber si lo hemos logrado o no. Siguiendo con el ejemplo del deporte, habíamos definido que íbamos a salir a correr 15 minutos 2 veces por semana. Es medible, ya que cuantificamos las veces que vamos a salir por semana y también cuánto tiempo le vamos a dedicar, por lo que al final de cada semana sabremos perfectamente si lo hemos cumplido o no.

Alcanzables

El objetivo se tiene que poder realizar y alcanzar. Es decir, dispongo de todo lo necesario para poder alcanzar la meta. En nuestro ejemplo, todo lo que necesitamos para poder alcanzar la meta sería: un lugar donde correr, el material deportivo necesario y tener un mínimo de forma física, la cual presuponemos.

Orientado a resultados

Cada una de las metas que definamos tienen que estar enfocadas a conseguir un resultado. El hecho de conseguirlo o no dependerá de nosotros por lo que debe ser un resultado que nos merezca la pena obtener. Nosotros queremos obtener como resultado un mejora de nuestra forma física, lo cual conllevará que no nos ahoguemos al subir andando por las escaleras o al correr para cruzar en verde el semáforo y en consecuencia mejorar nuestra salud.

Con fecha definida

Nuestros objetivos deben quedar definidos en el tiempo, a ser posible con fecha de finalización definida (y si fuera necesario también con una de inicio). Así, de esta manera tan sencilla sabremos cuándo empezar a trabajar para conseguir alcanzar nuestra meta y cuándo comprobar si la hemos alcanzado o no. En nuestro caso la fecha de inicio para ponernos en forma será hoy mismo y la de finalización para saber si lo hemos logrado o no será a final de año.

Objetivos

Teniendo clara la técnica os comento algunas de las que serán mis metas en 2017:

Como habréis visto, los objetivos han quedado definidos y cuantificados, ahora sólo me falta ponerme manos a la obra y empezar a trabajar para cumplirlos. Por último, creo que es aconsejable ir revisando estos objetivos cada cierto tiempo, ya que así podremos ir evaluando en qué estado se encuentran 

Twitter  Facebook  Google+ 

Deja tu huella

1 comentario