Trazando el camino

branding personal - José Luis Lloret -

Hace nada que eché a andar en el branding personal y el primer paso que di fue el de conocerme mejor, algo que me esta ayudando mucho en este camino hacia el crecimiento personal y la creación de mi marca. Lo más importante y las conclusiones que podido extraer hasta ahora es que actuar es lo más esencial. Pasar a la acción y no quedarse parado, tirarse a la piscina al fin y al cabo.

Una vez superada esa primera etapa, quiero seguir actuando y estoy tratando de definir hacia dónde me quiero dirigir. Es decir, dónde quiero estar dentro de unos años. Dicho de otra forma y si se tratará de un viaje, hablaríamos de mi origen o punto de partida, el lugar en el que me encuentro ahora mismo (misión), hacia el destino final o futuro, donde me encontraré en unos años (visión).

Misión

Trazando el camino
Trazando el camino

Para poder definir hacia dónde me quiero dirigir, antes de nada es imprescindible definir mi misión. Aunque pueda sonar un poco raro el término, creo que se podría definir bien como el qué somos actualmente o el qué seremos en los meses venideros, es decir, en el corto plazo. O, dicho de otra manera y siguiendo con el símil del viaje: el origen o nuestros primeros pasos.

Para ayudar a definir mi misión me han ayudado algunas preguntas como: ¿qué hago o qué voy a hacer?, ¿cuál es mi razón de ser?, ¿qué valor aporto? o ¿qué me diferencia de los demás? La idea ha sido intentar responder lo mas sencillo posible, cuanto más claras sean las respuestas, más fácil será definir mi misión. Algunas de mis respuestas a esas cuestiones han sido las siguientes:

Respondidas todas las preguntas y traducidas a algo más concreto y simple en forma de frase corta diría que mi misión es ayudar a los deportistas a convertir sus metas personales y sueños en realidad. Algo así como un genio de la lámpara que ayuda a cumplir tus deseos, pero sin poderes mágicos, solo con trabajo, constancia, pasión, energía…

Visión

Cambiado ahora al punto de destino de mi viaje, es decir lo que quiero ser en un futuro o en el largo plazo, es el momento de definir mi visión. Hay que tener en cuenta que, al tratarse de objetivos a largo plazo, habrá que luchar por conseguirlos y no rendirse cuando tengamos todo en contra, tratar que no queden diluidos con el paso del tiempo y que no se vean afectados por los constantes cambios que nos puedan ocurrir (tales como cambios de ciudad de residencia o contratiempos económicos, entre otros).
Algunas preguntas que me han ayudado a poder definir mi visión son: ¿qué quiero lograr?, ¿dónde quiero estar el futuro? o ¿para quién lo haré? En mi opinión, la visión esta directamente relacionada con la misión y teniéndolo en cuenta y habiendo analizado las respuestas a las preguntas diría que mi visión trazar el camino futuro de los deportistas.

Valores

Los valores guiarán nuestro camino y han de ser parte de nuestra personalidad

La tercera y ultima parte, pero no por ello menos importante, que quiero definir en este post son los valores sobre los cuales se asentará mi marca personal, es decir, mis pilares. Estos pilares van a determinar cómo quiero que se me reconozca y cómo me voy a posicionar entre todas las personas con las que me relacione o trabajen conmigo. Los valores guiarán nuestro camino y han de ser parte de nuestra personalidad. En mi opinión, deben nacer de lo mas profundo de nuestro interior, ya que de este modo sabremos que están completamente arraigados en nosotros y nos será mas fácil mantenernos fieles a ellos frente a cualquier inconveniente interno o externo con el que nos podamos encontrar con el paso del tiempo. Desconozco cuál sería el número adecuado de valores a definir, pero siendo fieles al espíritu de este articulo y en general al del blog, intentaría definir los justos y necesarios. Me explico, si cuatro valores son suficientes para definirme, cuatro valores claros y concisos son mejor que cinco no del todo claros y bien definidos. Os detallo mis valores:

Ten en cuenta que conforme pasa el tiempo se acumulan más experiencias y, por lo tanto, puede ser que los valores vayan evolucionado al mismo tiempo que nosotros lo hacemos, por lo que habría que ir revisándolos cada cierto tiempo. Recuerda que los valores guían tu camino 

Twitter  Facebook  Google+ 

Deja tu huella